¡Qué se le van las vitaminas! – me gritaba mi madre si no me tomaba el zumo de naranja en los siguientes 60 segundos a que lo hubiese exprimido….y es que la Vitamina C es un activo fabuloso pero muy inestable a la luz y al aire, que la oxidan (te da tiempo a tomarte el zumo aunque sea una hora más tarde por cierto…).

Una dieta saludable debe incluir alimentos ricos en vitamina C como frutas y verduras (citricos, melón, sandía, fresas, pimientos, tomates, espinacas…) ya que se elimina por la orina y nuestro cuerpo no la acumula. En ciertas ocasiones como momentos de estrés, embarazo y lactancia, ambientes con excesiva polución, tabaquismo, problemas hepaticos debido al consumo de alcohol, toma de farmacos (antibioticos, corticoides…) se necesitarán suplementos de Vitamina C para asegurarnos de conseguir el aporte de la cantidad adecuada. Nuestra favorita es la de Solaray, con 1 gr que se libera en 2 etapas para una absorción máxima durante más tiempo.

Pero de esta Vitamina C oral llega muy poca a la piel y se ha demostrado que su aplicación tópica es 20 veces mayor. Es decir, ponte vitamina C cada mañana en ampollas, serum o crema para asegurarte todos sus beneficios en tu piel.

¿Y cuáles son estos beneficios? Pues el más conocido es su efecto antioxidante, nos protege del fotoenvejecimiento uniendose a los radicales libres (producidos por el sol, tabaco, estrés, deporte..) que atacan nuestras células en la piel, la inflaman y la arrugan. Así, lucirá más joven más tiempo.

Además aclara las manchas y las evita, ya que inhibe la tirosinasa y por tanto la sintesis de melanina, que es el pigmento que da color a la piel y hay en mayor concentración en las zonas con manchas. Esto tambien sirve para las manchas postinflamatorias del acné. Y no olvideis que hay que usar igualmente el protector solar los 365 dias del año. Asociar la vitamina C a un tratamiento despigmentante, al igual que el retinol, lo potencia y mejora.

La vitamina C también estimula la síntesis de colágeno en capas profundas de la piel, lo que hace que se vea más jugosa, flexible y firme.

Entonces ¿qué vitamina C escojo? Tenemos una variedad y calidad de formatos y formulaciones para adaptarse a todos los tipos de piel y gustos. El formato ampollas es el que mejor conserva la vitamina C, ya que la estrenas cada dia (duran 2 dias abiertas) y gracias al cristal topacio no les afecta la luz. Las teneis con distintas concentraciones, desde un 5 al 20%, en combinación con proteoglicanos, que hidratan, y otras vitaminas como la E.

Para pieles grasas o sensibles recomendamos los Liposomas de Martiderm o las Oil Free de Endocare. Y para limpiar el poro realizar una exfoliación semanal o no aplicarlas en esa zona.

Para pieles normales o secas recomendamos las Hydra, Photo Age y Skin Complex de Martiderm, las Flavo C de Isdin o las C20 de Endocare.

Aunque hay personas a las que el formato serum les resulta más cómodo y les recomendamos sin duda el Antiox de SVR, ya que es muy fluido y se puede aplicar directamente 2-3 gotas o añadirlas a la crema. Contiene un 20% de Vitamina C optimizada (equivale a un 17% de pura) apta incluso para pieles grasas. Además el envase y la formulación garantizan que no se oxida durante 9 meses.

Otra opción es el serum Edafence Ferulic de Endocare, con un 10% de vitamina C y un 0.5% de ácido ferulico, de textura fluida. Contiene además un 1% de su patente Edafence , que combate la polución.

Otro serum que contiene Vitamina C liposomada y además Vitaminas A y E, provitamina B y ácido hialurónico de bajo peso molecular, es el Serum de Vitaminas de 5punto5, apto para todo tipo de piel y a cualquier edad que busque luminosidad y antioxidantes.

También podemos encontrar Vitamina C en cremas como la Alpine white de Skincode con spf15, además de vitamina E y B3, que ayuda a unificar el tono.

Y por último, el contorno de ojos Intral de Darphin contiene Vitamina C y E y cafeina, lo que lo hace ideal para combatir bolsas y fortalecer nuestro contorno de las agresiones externas.

La mejor manera de aplicar la Vitamina C es por la mañana sobre la piel limpia y seca, y esperar a su absorción antes de aplicar la crema de día y/o protector solar. Se puede aplicar por la noche y su efecto es acumulativo en la piel. De hecho, en verano los días que vayas a tomar el sol es mejor que la dejes para tu rutina nocturna, ya que el sol la degrada y estarías perdiendo parte.

¿Ya has puesto Vitaminas en tu piel? Ya sabeis que cualquier duda nos podeis preguntar en comentarios o a traves de nuestro correo electronico info@farmaciagomezulla.com o en nuestra farmacia en Santiago de Compostela.